Cursos de Aerografía, Dibujo, Cómic e Ilustración en Madrid

contact_phone 911 626 891
Cursos Verano Aerografía Cómic Ilustración en Madrid
Inicio » Un cómic de 1982 profetizó los JJOO de Japón y mutaciones radioactivas

Un cómic de 1982 profetizó los JJOO de Japón y mutaciones radioactivas

Publicado el 17 Septiembre 2013 en Manga Noticias Noticias Breves

Hemos de reconocer que en Academia C10,  esta noticia nos ha dejado sin palabras.

En “Akira” (1980-1990), de Katsuhiro Otomo, la ciudad de Neo Tokio alberga los Juegos Olímpicos de 2020 rodeada de secuelas nucleares.

Tras digerir la derrota de la Candidatura de Madrid 2020 hace unos días en Buenos Aires, muchos seguidores del manga, los cómics japoneses, se han dado cuenta que hay una obra considerada referente en el género que ha profetizado la elección de Tokio como sede de los Juegos Olímpicos de 2020, así como los problemas de contaminación radioactiva que sufre Japón en la actualidad. La obra no es otra que Akira.

La obra, que consta de seis volúmenes y más de 2.000 páginas, fue escrita y dibujada por Katsuhiro Otomo, quien también dirigió la adaptación al cine que se hizo en 1988. Akira está considerada por la crítica de anime como uno de los títulos clásicos e imperdibles del género manga.

La trama se desarrolla en el año 2019 en una ciudad ficticia llamada Neo Tokio y que sería una reconstrucción de la capital nipona tras una tercera guerra mundial, en la que muchas de las ciudades más grandes del planeta habrían sido destruídas por bombas nucleares. Neo Tokio está gobernada por un tirano que controla y reprime a la sociedad y hace experimentos científicos con niños que han nacido con poderes psíquicos, a los que medica para potenciar sus habilidades y utilizarlos para predecir sucesos que pongan en peligro su seguridad.

Neo Tokio, tal y como cuenta en la obra Katsuhiro Otomo, era la sede de los Juegos Olímpicos de 2020, dato que se ha confirmado este sábado en Buenos Aires, al conseguir la capital nipona la organización de los Juegos Olímpicos para dicho año. Llama la atención además, que el Japón del cómic también sufre las secuelas de la radioactividad, al igual que lo sufre hoy, debido al maremoto del 11 de marzo de 2011 y el colapso de la central nuclear de Fukushima.

Los protagonistas; Kaneda y Tetsuo, son miembros destacados de una pandilla de motociclistas, The capsules, con tendencia a la violencia callejera y a la delincuencia entra en una guerra con otra banda, The clowns. En una de estas peleas, Tetsuo sufre un accidente que ha provocado un niño con aspecto de anciano, envíado por el Gobierno. Desde entonces, Tetsuo cambia por completo y es secuestrado por las fuerzas gubernamentales al sospechar que su potencial psíquico es uno de los más privilegiados. Tras confirmarlo, los funcionarios del Gobierno empiezan a experimentar con él y su personalidad empieza a cambiar al ver crecer sus frustraciones por sus problemas emocionales.

Kay y Ryu son miembros de la resistencia al Gobierno y dirigidos por su jefe Nezu, intentan averiguar qué ocurre en las instalaciones del ejército gubernamental, situadas en la zona cero donde explotó la bomba nuclear que destruyó la antigua ciudad. En el antiguo estadio de Tokio, se encuentran los niños Kiyoko, Takashi y Masaru, con los que el Gobierno experimenta, tras detectar su potencial psíquico, que les dotan de ciertas habilidades mentales que adquirieron como consecuencia de las secuelas de la bomba atómica que arrasó la ciudad.

Akira, el personaje que da el nombre a la historia, fue el primer niño que gracias a sus habilidades psíquicas, abrió el campo de investigaciones científicas del Gobierno en esta materia. Akira, el protagonista de la obra, consiguió antes de la guerra nuclear alcanzar el poder absoluto del país y es el responsable de la destrucción de la antigua capital, rebautizada tras su reconstrucción como Neo Tokio. Al morir, llevaron su cuerpo a una cámara criogénica, donde lo mantienen congelado en los sótanos del antiguo estadio de fútbol y es utilizado como referencia científica para las investigaciones sobre las capacidades psíquicas de los niños de Neo Tokio.

Siguiendo con la historia, Tetsuo se vuelve loco y empieza a sufrir alucinaciones y desarrollar poderes paranormales más allá de todo lo conocido antes, por los contínuos experimentos del gobierno con su cerebro. Esto lo lleva a creerse un dios y a enfrentarse al ejército buscando el cuerpo de Akira, ya que se considera a sí mismo su sucesor e incluso superior a él. Surgen sectas y grupos secretos que adoran a Akira y consideran a Tetsuo como el mesías que salvará la ciudad de la opresión.

Llama la atención que una historia de ficción de hace más de 30 años haya profetizado con tanta precisión la sede de los Juegos Olímpicos de 2020 y los problemas de radioactividad que sufre el país nipón, aunque los motivos sean bien distintos, por ahora.

Fuente: Intereconomia.com

46257.mut8_katsuhirootomo-akira AKIRA

Cursos intensivos de verano

Cursos anuales 2017-18

Nuevos Cursos y Talleres

PRÓXIMOS CURSOS Y TALLERES

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Un cómic de 1982 profetizó los JJOO de Japón y mutaciones radioactivas"

    Deja tu comentario