Cursos de Aerografía, Dibujo, Cómic e Ilustración en Madrid

contact_phone 911 626 891
Cursos anuales 2017-18 en Madrid
Inicio » Juan Espadas, profesor del Curso de cómic en Academia C10 entrevista a Jorge “Lewis” Espigares

Juan Espadas, profesor del Curso de cómic en Academia C10 entrevista a Jorge “Lewis” Espigares

Publicado el 27 febrero 2016 en Cómic Noticias Noticias Breves

Cursos comic Academia C10 Madrid centro arte artisticoHoy os dejamos con la entrevista que Juan Espadas, profesor del Curso de cómic de los sábados de Academia C10 le realizó a Jorge “Lewis” Espigares. Aquí os la dejamos.

Este primer mes de 2016 he tenido el placer de hacerle algunas preguntas a Jorge “Lewis” Espigares, uno de los fundadores y cabeza visible del movimiento de autoedición “NEUH“, un colectivo de lo más interesante a mi entender.

Os dejo con la entrevista y las interesantes respuestas de Jorge:

Tras llevar toda la vida escribiendo relatos y demás trabajos cortos, desde hace unos ocho o nueve años me “especialicé” en escribir guiones de cómic y novelas. Desde entonces llevo publicadas por autoedición dos novelas (“La Mano del Gigante” y “Meils desde la Ciudad”), varios cómics también autoeditados (Terra de Meigas, Baila Conmigo, Always High y el recopilatorio de El Posabirras del Mal, así como participé en el Sextories 3 junto a Glenn Martin), gané junto a Álvaro Sarraseca “Ming” el certamen Medea Wants You de la editorial Medea en 2007 con nuestro cómic “Filius Dei”, he publicado varios cómics en la plataforma gratuita Subcultura, pertenezco al grupo creativo El Posabirras del Mal (con el que recorro España con stand en eventos de cómic) y en breve publicaré junto al citado Álvaro una historia larga de nuestro cómic “Terra de Meigas” para una editorial española. Actualmente ando enfrascado en un par de proyectos que espero que estén a lo largo de este año, así como trabajo en escribir las continuaciones de varias de las obras mencionadas. Me gusta escribir todo tipo de historias, siempre y cuando sean entretenidas.

Eso es lo que dice tu ficha de autor en neuh.es

Yo quiero hacerte unas preguntas más relacionadas con el tema de la autoedición y con tu trabajo diario.

Ahí va, como el caballo de copas:

-¿Qué es para ti un colectivo de autoedición como NEUH? ¿Qué crees que te aporta y qué piensas que puedes aportar tú a este grupo?

– Pues básicamente es el querer salir de la sombra mediática -por así llamarlo- en que nos encontramos los autores que nos autoeditamos nuestras obras. Hasta ahora quizá funcionamos como “islotes”, cada uno a la suya e intentando conseguir clientes y relevancia por su cuenta… pero juntos es más que posible que consigamos resultados mejores y convenzamos más a la gente de que nuestro curro (y la autoedición en general) merece la pena, así que apostamos por ello, tanto para con nuestras obras como para con el resto de autoeditores con calidad y esfuerzo a cuestas.

Respecto a lo que me aporta y pueda aportar yo, diré que estar junto a gente con tanto talento y recorrido como tienen los autores que se van uniendo a NEUH es algo que enriquece una barbaridad, simplemente con el debatir las diferentes ideas, valorar qué formas tenemos de hacer las cosas, el trabajar con ellos día a día… Es algo realmente agradable, y con una sensación continua de que el tema va hacia delante y los progresos se van notando desde ya… Yo por mi parte intento aportar -aparte de mis obras, claro- energía y coordinación sobre todo, para que todo ese talento y conocimiento que aportan los demás no se queden sólo en palabras y buenas ideas, sino que vaya en una dirección concreta. Es algo realmente muy gratificante.

-¿Qué opinas de la autoedición frente a la edición tradicional de las editoriales de cómic?
cursos-comic-madrid-verano

– Creo que son dos vías que tienen diferentes formas de hacer y mostrar al público, pero que pueden coexistir perfectamente. La autoedición quizá no tenga -al menos hasta ahora- la capacidad de distribución y publicidad que puedan tener las editoriales, y por tanto al público le es más complicado quizá llegar hasta ella… pero a cambio cuenta con algo que puede ser maravilloso y es que no hay filtro entre el autor y el lector. Donde una editorial tiene que plantearse muchas cosas a la hora de apostar por una obra (si saldrá rentable o no, si no será demasiado transgresora, cumplir con unos formatos determinados, etc.) en la autoedición no es así: realmente el autor puede hacer lo que le dé la gana, sin rendir cuentas a nadie y sin mayor impedimento que el dinero que pueda invertir para la impresión y distribución (e incluso para esto hay herramientas como el crowdfunding que pueden ayudar). La obra se mantendrá por tanto mucho más “pura”, por así decirlo y la comunicación con el público es mucho más directa y cercana.

Igualmente en cuanto a formatos y demás el autor contará con mucha más libertad y al haber ahora tantas imprentas digitales con las que trabajar en tiradas cortas podrá ir manejando cifras, viendo si lo que hace gusta más o menos, si prefiere hacer trabajos autoconclusivos o largos, color o B/N, qué público responde mejor a lo que ofrece…

En resumen, creo que la autoedición puede aportar tanto a autores como a lectores una forma de crear diferente, más espontánea y directa, y abrir el abanico de posibilidades respecto a lo que ofrecen las editoriales (que no es poco). De hecho, de cara al autor creo que el tener la oportunidad de publicar tanto en editorial como por su cuenta es lo que ofrecería más posibilidades a medio plazo, combinando las ventajas de ambos métodos.

-¿Cómo ves el tema de la autoedición en papel en un mundo que tiende cada vez más a formatos digitales?

Pues la verdad, me gusta mucho que me hagas esa pregunta, porque es un tema que me suele traer bastante de cabeza, jajaja. Si bien creo que lo digital irá creciendo poco a poco, y realmente es algo que no me desagrada (es un mundo que ofrece posibilidades muy interesantes), creo que el día en que de verdad empiece a comerle terreno al papel de forma notable aún está lejano. En ocasiones recibimos comentarios de “no sé por qué publicáis en papel, si eso está muerto. Ganaríais más si lo hicierais todo digital”… y ciertamente no sé de dónde se sacan eso. No sé cómo será con otros autores en España, pero en mi caso prácticamente todas las obras en que estoy involucrado se venden tanto en papel como en digital y los datos a los que tengo acceso son bastante claros: entre un 5% y un 10% serían ventas en digital, mientras que el resto son en papel.

Vamos, que creo que sí, que tenemos que explorar esos formatos, ir tomando posiciones en ellos y no descuidarlos, porque a medio/largo plazo será lo que tocará… pero el papel no está ni mucho menos muerto. Me da que le quedan aún años y años.

-¿Cómo ves tratados a los autoeditores en los salones, ferias y eventos relacionados con el cómic?

Otra pregunta jugosa, jajaja. Pues aunque suene tópico, hay de todo. Aparte de los eventos que directamente están apostando plenamente por el autoeditor como puedan ser las Kboom!, los Graf, la Level Up y demás convenciones geniales que van saliendo poco a poco (por lo que tengo entendido en Valencia y Alicante también se cocinan cosas muy chulas, pero aún no pude ir), también hay otros tantos donde hemos recibido un trato bastante agradable (el Extremanga, las Japan Weekend, recientemente el Expocómic está intentando en las últimas ediciones mejorar sus condiciones…). Creo que en general la tendencia es darse cuenta de que esto es algo que va al alza, aunque sea poco a poco y las organizaciones actúan en consecuencia, intentando aumentar la presencia… si bien tampoco negaré que sigue habiéndolas que se creen que un autoeditor va a echar más de la mitad de su beneficios en contratar un stand de ni un metro de ancho y otras que no terminan de entender que somos tan autores como los demás y merecemos respeto tanto en las condiciones como en el trato y no que se nos tenga como “los matados ésos de la esquina”.

Lo dicho: hay de todo. Creo que se va mejorando en general, pero a ver si se mantiene.

Y ya, de forma más personal:

-¿Cuál es tu rutina, si es que existe, de trabajo, tu día a día?

Pues lo cierto es que últimamente es bastante caótica. Actualmente compagino el escribir y mi labor en NEUH con mi trabajo como psicólogo, así que suelo currar más con el sacar ratos de aquí y allá. Si tengo un guión pendiente intento que al menos una o dos páginas al día pueda escribir, independientemente de cómo fuera el resto de la jornada (si hay que quedarse por la noche, pues uno se queda y ya está). Me pongo música, abro el documento de word y ale, a tirar líneas.

Antes cuando no compaginaba y podía dedicarme más a tiempo completo solía ser más metódico, pero en general el tema era simplemente levantarme con la idea de “hoy tengo que tener tantas páginas, así que adelante” e ir currando, intercalando descansos, pero sin tampoco dejarme llevar demasiado por redes sociales ni otras distracciones. Ponerse objetivos diarios realistas ayuda bastante a no perder el norte.

-¿Cuáles son tus herramientas de trabajo favoritas?

Para los guiones y novelas, el ordenador y ya está, que es más rápido y me permite corregir sobre la marcha de manera más fácil. Para los esquemas previos de guión, ideas generales de una obra y ese tipo de cosas de trabajo previo suelo preferir sin embargo el tener un cuaderno y el boli bic. Por alguna razón suele ayudarme a que esas primeras ideas fluyan algo mejor… De hecho, como tengo que ir a menudo en metro, suelo dejar esas tareas para los viajes de punta a punta de Madrid, que así puedo estar ahí escribiéndolos en el cuaderno tranquilamente. Es agradable no perder el contacto habitual con el escribir a mano.

-¿Qué destacarías de tus obras?

Me gusta que sean ante todo obras entretenidas y naturales. Cuando era más joven quizá pecaba más de querer darle un toque “profundo” o especial a lo que hacía, pero con los años me di cuenta de que simplemente quiero contar cosas que tengan como primera meta entretener y echar un buen rato, y que los puntos de desarrollo, filosofía, crítica social y demás vayan ya dentro de eso, en pequeñas porciones y matices. Ciencia Ficción, fantasía, realista, humorístico, histórico, pornográfico… Cualquier género me es apetecible si me lo paso bien escribiendo y tengo la sensación de poder transmitirle ese bienestar y entretenimiento al lector. No busco hacer obras de diez, pero que al menos todas sean mínimo de un siete y quien las lea piense que invirtió bien su dinero.

-Respecto al futuro ¿puedes adelantarnos algo de nuevos proyectos?

Pues a corto/medio plazo, decir que a lo largo de este año si nada falla saldrían tanto un nuevo tomo de “Terra de Meigas” con Álvaro Ming (éste por editorial, autoconclusivo, con sus cien páginas majas de meigas y engendros), como el segundo volumen de Baila Conmigo y quién sabe si un tercero (aunque es pronto aún para decirlo). Igualmente llevo un tiempo valorando la posibilidad de hacer una nueva novela enmarcada en el Madrid fantástico de Meils desde la Ciudad, si bien estaría aún en fase embrionaria total. Aparte de eso no descarto que en los meses siguientes se vayan gestando más tomos del Posabirras, de Always High, sigamos trabajando Chema de la Fuente y yo en Viktorian Chronicles… y que me meta en algún otro nuevo proyecto independiente, claro. Nunca hay que dejar de meterse en nuevas chaladuras, jejeje.

-¿Cuál es la pregunta que nunca te han hecho en una entrevista y que siempre has deseado que te hicieran? Respóndela, por favor.

Pues probablemente lo que más me gustaría es que me preguntaran sobre qué les diría a los más “jovenzuelos” sobre cuándo empezar a sacar sus obras a la luz y meterse en el mundo de la autoedición… a lo que tendría que contestar que nunca es pronto. Suele tenerse ese miedo -a mi parecer irracional- a mostrar el trabajo en público antes de cierto punto “por si no es suficientemente bueno”, y realmente no trae a cuenta, porque se tiran los años sin mucha razón y luego uno puede arrepentirse. Mejorar uno va a estar mejorando toda la vida, y no hay mejor forma de hacerlo que recibiendo opiniones variadas, generando callo y ganando experiencia… y aunque lo mismo alguna obra no vende más de 30-40 tomos, recibe críticas fuertes o deja ver que aún queda bastante curro por delante para poder labrarse un público consistente, creo que es preferible no tenerle miedo. Si se tiene claro que uno se quiere dedicar a esto (sea como trabajo plenamente o como “hobby remunerado”, que también es legítimo), cuanto antes empieces a ver cómo es el mundo ahí fuera, mejor. Sin ir más lejos yo no me lo tomé de verdad en serio a ver las posibilidades hasta los 23-24 años y ahora me arrepiento bastante de no haberlo hecho con 18-19, sin miedo y a por todas.

Así pues, ahí lo dejo por si hay alguien que está con esas dudas respecto a los inicios: currar en tus cosas, mostrarlas y hacer tiradas cortas a ver qué tal va respondiendo la gente nunca es malo. ¡Dale caña!

-¿Cómo se pueden poner en contacto contigo tu legión de seguidores?

Pues tanto por Twitter (@duende_lew) como por Facebook (Lewis Cómics&Novelas). También tengo perfil en Subcultura (Lewis) y si necesitan comentarme cualquier cosa más extensa no tienen más que pedirlo por una de esas vías y les pasaría mi correo.

Entrevista de Juan Espadas

cursos-comic-madrid-verano-pastilla
banner_cursos_ANUALES_PIE_NOTICIA_2015-16_105

TE PUEDE INTERESAR

Microcurso aerografía: IniciaciónCurso anual Fx maquillaje y caracterizacionTaller digital: Modelado 3D con ZbrushTaller de aerografia: Cascos de moto y carrocerías

Cursos anuales

Cursos anuales 2017-18

Nuevos Cursos y Talleres

PRÓXIMOS CURSOS Y TALLERES

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Juan Espadas, profesor del Curso de cómic en Academia C10 entrevista a Jorge “Lewis” Espigares"

    Deja tu comentario