Cursos de Aerografía, Dibujo, Cómic e Ilustración en Madrid

contact_phone 911 626 891
Cursos Verano Aerografía Cómic Ilustración en Madrid
Inicio » Entrevista a Diana Fernández de Estudio Kosen y profesora en Academia C10

Entrevista a Diana Fernández de Estudio Kosen y profesora en Academia C10

Publicado el 14 Octubre 2012 en Manga Noticias Portada

Seguimos con nuestra sección conjunta con Gencómics.es. En esta ocasión está con nosotros Diana Fernández, afamada autora de manga (Saihôshi, Lettera entre otras), miembro de Estudio Kôsen y profesora en Academia C10.

Con ella hacemos un análisis del panorama del cómic manga nacional e internacional, por una auténtica profesional del medio. ¿Te lo vas a perder?

C10: Diana, ante todo un placer tenerte aquí y agradecerte el tiempo que nos dedicas, pues ya sabemos que estás en la recta final de tu última entrega para la línea Gaijin que publica Editores de Tebeos. ¿Puedes hablarnos un poco de tu último proyecto?

Diana: La verdad es que en los últimos meses he tenido ración doble de proyectos. Primero porque he estado ayudando a Aurora a terminar la segunda parte de “Lettera”, llamado “Lettera 2 deseos” que saldrá para el próximo salón del manga de octubre. Y por otro lado, estoy preparando un proyecto propio, un pelín enrevesado que combina manga y novela. La obra en cuestión se llama “Saihôshi”, y tiene una primera parte en formato manga que aquí en España fue publicada por Ivrea allá por el 2007.

Hace dos años decidí continuar esta obra en formato novela y de manera gratuita publicándola online en mi web. Gracias a la buena acogida que ha tenido esta continuación, he llegado a un acuerdo con EDT para publicar toda la historia en un solo volumen que aúne las dos partes. Y si todo sale bien (esperemos que sí, je, je…) estará en las tiendas en febrero del 2013.

C10: Eres miembro de Estudio Kôsen, junto a Aurora García. ¿Nos cuentas un poco como funcionáis? Como asumís un proyecto, como establecéis argumentos, guión, diseño de personajes, dibujo, tinta, color… Todo, somos muy curiosos…

Diana: Aunque seguimos publicando bajo ese pseudónimo, la realidad es que ambas podemos funcionar bastante bien por separado. De manera que cada una se encarga de sus propios proyectos igual que lo haría un autor individual. Lo bueno del estudio es que tienes un espacio de trabajo donde no estás solo, sino que hay otra persona trabajando allí contigo y no se hace tan pesado. Y por supuesto, dispones de un par de manos y ojos extra para cuando necesitas ayuda con algunas cosillas como los acabados, revisiones, atascos con el guión, etc…

C10: Ya sois autoras consagradas de manga en nuestro país. ¿Puedes hacer un breve resumen de tu recorrido y obras?

Diana: No sé si podré porque es remontarme muchos años atrás, cuando los dinosaurios poblaban la tierra. Ejem… Lo voy a intentar.

La verdad es que hemos trabajado en prácticamente todo en lo que puede trabajar un ilustrador/dibujante de cómics. Desde las típicas revistas sobre manga y anime que fueron testigos de nuestros primeros pasos, fanzines, concept art, hasta manuales de dibujo o libros de texto. Y, claro está, también hemos visto publicados nuestros propios cómics: Lettera, Saihôshi, Stallion, Daemonium y Garou-chan.

C10: ¿Cómo surgió la chispa? ¿Cuándo decidiste que querías dedicarte profesionalmente a esto?

Diana: En la adolescencia, cuando se tienen las hormonas por las nubes y los sueños todavía suben más altos. Ahí es cuando decidí que quería publicar mis propias historias y dar vida a mis propios personajes.

C10: ¿Qué autores te han influenciado?

Diana: Cuando empecé a dibujar, me dejaba influenciar por las obras que entonces me tenían enganchada. Casi todas manga como Dragon Ball, Saint Seiya, Bastard… Pero de aquella influencia en el estilo de dibujo ya queda poco pues lo he ido puliendo con los años.

C10: ¿Cuáles son tus películas de anime favoritas?

Diana: No soy muy de ver anime, la verdad, prefiero leer. Pero por norma general, suelen gustarme mucho las películas de Ghibli. Entre mis favoritas están Totoro, el Viaje de Chihiro y el Castillo Ambulante.

C10: ¿Qué cómics recomiendas?

Diana: Los de la línea Gaijin, por supuesto.  Cómic español con estética manga juntando lo mejor de ambos mundos, no tiene fallo.

Vale, me extenderé más. Depende del tipo de lector, si es alguien curtido que no le importa dejarse la pasta en una serie de 35 tomazos y subiendo, le recomendaría Berserk (publicada por EDT). Una obra adulta que no se corta con la violencia pero que esconde una de las mejores historias que he leído en manga.

Si preferimos una serie un poco más corta recomendaría Pluto de Urasawa. O cualquiera de los Gaijin que como mucho sólo llegan a tener 3 tomos. Especialmente recomiendo Dos Espadas a aquellos que les guste las historias de superación y peleas de espadachines, con un poquito de mitología nórdica y un toque español que no os dejará indiferentes.

C10: Háblanos un poco de las diferencias del manga con el cómic americano o europeo, en todos los sentidos, trascendencia, antigüedad, dominio (o presencia en los) de mercados…

Diana: La diferencia más notoria es el tipo de formato y el ritmo de narración. Mientras en Japón, las obras se serializan en revistas semanales o mensuales, en los otros mercados importantes (el de EEUU y el francobelga) las publicaciones son de forma independiente, cada mes (en el caso de los superhéroes) o incluso cada seis meses o cada año (en el caso de los BD).

Los japoneses entienden el manga de una manera muy abierta. La obra se mantiene publicando mientras les acompañen las ventas. De manera que, a no ser que el autor imponga sus deseos, la extensión de la obra puede ser inmensa y se va pensando la historia por etapas o temporadas sin llegar a tener claro el final hasta que toca cerrar. En este aspecto es bastante parecido a las largas teleseries de televisión. De hecho, hay obras en la Shonen Jump que llevan publicándose 30 años. ¡Hablamos de un capítulo cada semana!

Sin embargo, lo normal en el resto del mundo es crear un argumento con su planteamiento, nudo y desenlace, dentro de una extensión concreta, aunque estemos hablando de 1, 2 ó 20 números, que luego pueda tener un final abierto o cerrado, una continuación o no. Pero el autor sabe desde la página uno dónde acaba su historia.

Esta manera de crear las historias es lo que le da al manga ese ritmo narrativo tan peculiar, que se recrea en cada momento y nos permite adentrarnos en cada personaje y conocer sus pensamientos, su forma de ser y su pasado. Tienen todas las páginas del mundo por delante para rellenar así que si necesitan tomarse 20, 40 o cientos de páginas para narrar una sola pelea, una declaración de amor o un momento dramático, lo hacen porque pueden permitírselo. Cosa que en otro mercado sería impensable.

Todas las demás diferencias que cree observar la gente entre el manga y el resto de cómics como los ojos grandes, el blanco y negro contra el color, el abuso del sexo y la violencia, etc… Recaen en estereotipos y generalizaciones. Se quedan arañando la superficie de una inmensa bola formada por millones de obras de todo tipo, temática, y con diferentes estilos de dibujo que hay en Japón.

C10: El cómic tiene un salón dedicado, Expocómic en Madrid, El Salón del Barcelona… pero estos son genéricos de cómic (que incluye manga, por supuesto) Pero ¿a qué se debe que existan en ambas ciudades, (y muchas mas) salones específicos para el cómic manga?

Diana: Supongo que a la gran afluencia de público. Al principio se hacía todo en uno, pero llegó un punto en que los salones genéricos se quedaban cortos para soportar tanta asistencia y fue necesario hacer un salón del manga por separado.

Los aficionados al manga son un público joven con ganas de divertirse y estos eventos no sólo ofrecen la oportunidad de ir a comprar cómics u objetos relacionados con sus series favoritas, sino que permiten conocer gente nueva, y participar en muchas actividades y concursos como el Karaoke, el cosplay… Tampoco hay que olvidar que la afición al manga va unida a la admiración por la cultura japonesa y por eso no es raro ver stands o actividades relacionadas con el idioma japonés, los kimonos, los samuráis, la comida japonesa, moda, el origami, agencias de viajes a Japón, etc.… Algo que con respecto al cómic americano o francés no se da.

C10: ¿Y a qué crees que se debe este fenómeno socio-cultural? Os recuerdo que en Madrid el Expomanga (feria exclusiva para el genero de cómic: manga) supera en cifras a Expocómic (cómic en general, incluido el manga). Hablo de 30-40.000 personas que acuden al certamen.

Diana: Porque saben que en un salón dedicado exclusivamente al manga van a encontrar todo lo que les gusta, y teniendo en cuenta lo que he comentado antes, hablamos de muchas cosas contando stands, actividades, autores invitados… Mientras que en los salones del cómic hay que prestar atención a todo tipo de cómics y autores, incluido un pedacito para el manga, no suele haber tantas actividades para este público ni tampoco suelen traer a ningún mangaka japonés.

C10: Para explicarme mejor, el cómic de súper héroes ocupa mas m2 en las tiendas, pero no existe el “Salón del súper héroe”, ni otros específicos, ni veo 300 personas disfrazadas de lobezno y CIA en esas ferias… ¡Hala, Dale!

Diana: ¿Qué puedo decir? ¿Que al aficionado al manga le gusta hacer más ruido? No sé por qué los consumidores de cómic de superhéroes no se disfrazan. ¿Será que para calzarse las ajustadas mallas de Superman hay que tenerlos bien puestos? Jajaja.

C10: ¡Bien dicho graciosilla! En España (que yo sepa) todas las autoras de la línea Gaijin de EDT son mujeres (exceptuando a Kenny Ruiz) ¿Por qué? En Japón, los grandes autores que yo conozco (perdona mi ignorancia si me equivoco), son hombres. Osamu Tezuka, Masamune Shirow, Go Nagai, Katsuhiro Otomo, Akira Toriyama, etc.… Que, además marcaron las directrices del género. Cuéntanos, por qué es aquí un poco a la inversa.

Diana: También hay mangakas japonesas muy famosas como Ryoko Ikeda, Naoko Takeuchi o Rumiko Takahashi que han marcado escuela pero debe de ser que no las conoces.

En realidad, que las primeras obras de la línea Gaijin hayan sido hechas por autoras ha sido pura casualidad. Sé de buena tinta que van a salir otras hechas por hombres. Yo siempre he creído que en esto de hacer cómic el sexo importa bien poco.

C10: ¡Desde luego! En Japón, al menos diez cabeceras superan el millón de ejemplares de tirada SEMANALES. Ya quisiera vender así aquí la prensa rosa, y mira que, por desgracia, es la que más vende. Interpreto que el cómic (manga) en Japón se devora de manera convulsiva. ¿A que se debe esto? ¿Qué crees que diferencia al lector de manga al lector de cómic en general?

Diana: Supongo que todo depende de lo que te inculcan desde pequeño, es más fácil que te acostumbres a leer porque es algo que has visto desde siempre hacer a tus padres, amigos, en el colegio… Aquí nos inculcan el futbol y poco más. Allí en Japón, en cambio, el manga está por todas partes, se ven dibujos en cada logo, o en los rótulos de los establecimientos, usan tiras de cómics para explicar o dar instrucciones de las cosas más mundanas. Los dibujos no están concebidos como algo para niños, sino que hay revistas de cómics dirigidas a todo tipo de personas: hombres, mujeres, jóvenes, niños, niñas, amas de casa, hombres de negocios, amantes de los gatos…

Sin irnos muy lejos, en Francia ocurre algo parecido. El cómic, allí conocido como la BD, forma parte de su cultura y es una costumbre que con orgullo enseñan a sus hijos. Las familias van en grupo a los salones de cómic y no es raro verles a cada uno de ellos sentado leyendo un cómic.

C10: Cine, anime y cómic. El cine estadounidense está lanzando títulos basados en el cómic con regularidad casi mensual. Dada la magnitud del mercado del dibujo animado y el manga japonés, ¿por qué no encontramos superproducciones a la altura de Vengadores o Transformers?

Diana: Sí que las hay, pero es raro que lleguen a salir de Japón donde además el negocio del cine no está a la altura del de EEUU.

C10: Bueno y ahora cambiando de tema, llevas 5 años enseñando cómic manga en
Academia C10 de Madrid. ¿Qué es lo que te motiva como profesora de esta rama del cómic?

Diana: Me gusta enseñar. Es algo muy gratificante cuando además consigues conectar con los alumnos y ver en ellos ese entusiasmo por el dibujo y por crear historias. Me motiva para querer ayudarles en el proceso.

Aparte de que la enseñanza te obliga continuamente a seguir aprendiendo para ser mejor profesor, y nunca dejas de aprender cosas nuevas, incluso a veces, esas cosas nuevas pueden venir de los propios alumnos.

C10: ¡Bien dicho! ¡Ese es el espíritu del buen profesor! Y de eso sabemos mucho en Academia C10. Cuéntanos, ¿qué es lo que más demandan tus alumnos?

Diana: La verdad es que no hay un tema predominante. Algunos quieren aprender anatomía, otros quieren mejorar en el detalle o aprender complementos como la ropa, el pelo, etc. Mejorar su dibujo…

En general suelen estar hambrientos de todos los temas y saben sacar mucho provecho de las clases.

C10: ¿Qué es más interesante de aprender? ¿la narrativa japonesa? ¿el diseño de personajes? ¿anatomía manga?

Diana: Me da la impresión que los alumnos se lo pasan mejor diseñando personajes. En cuanto a mí, lo que más me apasiona es la narrativa.

C10: ¿Cuál es tu método de enseñanza?

Diana: Supongo que el habitual, explico la lección y luego pongo ejercicios que voy supervisando y corrigiendo personalmente a cada alumno. Suelo seguir un temario que me he marcado y que comienza por una base sencilla avanzando hacia temas más complicados.

Diana Fernández

C10: Bueno, y para ir terminando Diana, dinos desde aquí, que aconsejarías a nuestros lectores que quieran aprender a dibujar como tú. Tres consejos prácticos, basados en tu experiencia y que les puedan ser de utilidad.

Diana:

1. Primero de todo: practicar, practicar y practicar. Hay que dibujar como mínimo un par de horas diarias. Algo que es difícil teniendo en cuenta que tenemos otras obligaciones en la vida pero que es básico para mejorar.

2. Segundo: observar, no nos sirve de nada dibujar si no nos paramos a observar a nuestro alrededor. Al principio se aprende copiando tanto de la realidad como del trabajo de otros autores.

3. Y tercero y no menos importante: Paciencia. No se nace sabiendo. Las cosas rara vez salen a la primera y llegar a algo en este mundillo no es un camino fácil. Para esta profesión hay que armarse de paciencia y disposición a seguir avanzando por mucho que nos caigamos por el camino.

C10: ¿Algo más que quieras apuntar?

Diana: Pues que si quieren ver más cosillas mías y de la otra mitad de Studio Kôsen pueden pasarse por nuestra Web . Y por supuesto que se animen a conocer la Academia. No se arrepentirán

C10: Un beso muy fuerte Diana, y gracias por este precioso tiempo que nos has dedicado, a sabiendas de que estás en el último esfuerzo de terminar tu nueva obra.

Diana: Gracias a vosotros.

Diana Fernandez-comic-manga-academia-c10-madrid

banner-curso-aerografia-academia-c10-ilustracion-carlos diez-noviembre-crmbanner-taller-cascos moto-academia c10-ilustracion-aerografia-crmMaster 2012-2013curso-aerografia-academia-c10-maquillaje-2012-2013banner-taller-maquillaje-moda-profesional-aerografia-academia-c10-crmbanner-taller-maquillaje-fx-profesional-aerografia-academia-c10-crm

Cursos intensivos de verano
Cursos intensivos de verano 2017
Nuevos Cursos y Talleres

PRÓXIMOS CURSOS Y TALLERES

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Entrevista a Diana Fernández de Estudio Kosen y profesora en Academia C10"

    Deja tu comentario