Cursos de Aerografía, Dibujo, Cómic e Ilustración en Madrid

contact_phone 911 626 891
Cursos Verano Aerografía Cómic Ilustración en Madrid
Inicio » Curso de aerografía de Academia C10: la técnica del craquelado

Curso de aerografía de Academia C10: la técnica del craquelado

Publicado el 21 Junio 2017 en Aerografía

craquelados_texturas-efectos especiales_trucos_aerografia_academia c10_madrid_carlos diezDesde Academia C10, hoy os dejamos este interesante tutorial sobre los craquelados que se emplean en aerografía.

Por craquelado entendemos el deterioro que sufren las pinturas antiguas, porcelanas o muebles cuya superficie se agrieta creando celdas de mayor o menor tamaño y que en los casos más graves pueden terminar desprendiéndose de la obra, dañándola en mayor o menor medida.

A la izquierda podéis ver el efecto causado en este detalle de los ojos de la Mona Lisa.

Sin embargo, este efecto ha sido perseguido por muchos artistas, buscando técnicas de imitación más o menos controladas para la aplicación directa en sus obras.

Existen varias maneras de conseguir el efecto craquelado, las más conocidas son los craqueladores de uno o dos componentes. En este artículo nos ocuparemos de los craqueladores de dos componentes, que se caracterizan por ser especialmente finos y delicados.

Básicamente se trata de mezclar barnices con distintos tiempos de secado (rápidos y lentos) en capas superpuestas y en tiempos distintos para que se ataquen entre sí aprovechando la contracción gradual y dispareja de las distintas capas de pintura.

Para ello nos valemos de dos tipos de barnices, uno de secado lento de base disolvente que imprimamos primero, para añadirle cuando empieza a “tirar” uno de secado rápido de base acuosa, de secado rápido que “rompe” o “corta” al primero, produciendo las codiciadas y caprichosas “celdillas” que nos dan el efecto craquelado.

Existen varias marcas en el mercado. Es conveniente seguir las instrucciones del fabricante pues cambian y varían según las marcas.

Conviene también hacer pruebas, para estudiar las variantes.

Influyen por ejemplo el grosor de las capas, la distancia temporal ente aplicaciones, el calor ambiental…. no conseguiremos el mismo efecto con el mismo producto en verano que en invierno… esto afecta al tamaño y profundidad de las grietas.

Además,  unas amarillean más que otras, algo muy a tener en cuenta si vamos a fabricar las bases artísticas (ilustraciones,  dibujos, motivos decorativos etc.) para craquelar posteriormente si queremos controlar al 100% el resultado final del trabajo.

Con éste método de dos componentes  y ya obtenidas las grietas,  hay que proceder a teñirlas.

Para ello es muy común la utilización del betún de judea, pero también podemos usar pinturas al óleo diluidas en aceite de linaza (¡ojo! no en aguarrás que puede alterar las bases anteriormente aplicadas) con la ventaja de que podemos fabricar el color que nos interese.

Impregnamos de manera severa toda la superficie con un trapo empapado de la mezcla en cuestión (betún, oleo) para retirarla posteriormente con un trapo limpio.

Aquí también influye el tiempo que dejemos reposar esta capa, así como las “lavadas” que hagamos, que retirarán mayor o menor cantidad de producto. Como esto lo vemos “en vivo” queda directamente a gusto del consumidor…

Los resultados son realmente sorprendentes y tras unas cuantas pruebas… ¡estaréis listos!

Cursos intensivos de verano

Cursos anuales 2017-18

Nuevos Cursos y Talleres

PRÓXIMOS CURSOS Y TALLERES

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Curso de aerografía de Academia C10: la técnica del craquelado"

    Deja tu comentario