Cursos de Aerografía, Dibujo, Cómic e Ilustración en Madrid

contact_phone 911 626 891
Cursos Verano Aerografía Cómic Ilustración en Madrid
Inicio » Capitán América: Barras, estrellas y mamporros.

Capitán América: Barras, estrellas y mamporros.

Publicado el 20 Agosto 2011 en Cómic Noticias Noticias Breves

Setentón, muerto y se cuenta que resucitado, se ha pasado unas cuantas décadas repartiendo estopa generosamente contra nazis y demás malos malísimos que crecen (y siguen creciendo) como setas por nuestro planeta.

Con ese traje que no se le habría ocurrido ni a los mismísimos Thomas Jefferson y George Washington y ese escudo que ya hubiera querido el Cid, el Capitán América le ha puesto la cara como un mapa a tiranos y tiranuelos a mamporro limpio que él, más que ninguno, es un superhéroe de carne (sobre todo músculo) y hueso (más bien poco ya crecidito) y sus superpoderes no pasan de ser los de un cachas de gimnasio de barrio, con las gónadas en su sitio y un chute de energía (no, no era EPO) que le administraron los investigadores de la Reserva Científica Estratégica Norteamericana que se las tendrá que ver no sólo con los nazis sino con su derivación aún más pérfida, Hydra, siete cabezas de maldad a cuyo frente está el malvado malvadísimo Calavera Roja.

Corría el mes de marzo de 1941 y aún quedaban ocho meses para que a los japos les diera por atacar Pearl Harbor y los norteamericanos le declararan la guerra a los nipones y a sus aliados alemanes. Pero dos creadores yanquis, Joe Simon y Jack Kirby que al parecer se había caído en la marmita del Tío Sam, tenían más que claro que su país ya no podía mantenerse al margen. El Capitán América y su primer tebeo, con aquella portada en la que le metía un directo al mentón a Hitler, habían nacido.

Desde entonces se han vendido 210 millones de tebeos con las aventuras del héroe barriestrellado. Y cuando se le ha quedado pequeño el universo del papel, Marvel Estudios lo ha llevado con todos los honores a la pantalla grande, en «El Capitán América. El primer vengador», un filme dirigido por Joe Johnston (Oscar compartido en 1982 por los efectos visuales de «En busca del arca perdida). Chris Evans es el Capitán, Hayley Hatwell es Peggy Carter (una militar que lleva muy bien los pantalones aunque se vista con falda) a las órdenes del resabiado Coronel Chester Phillips (Tommy Lee Jones), todos frente al chungo de la historia: Hugo Weaving (el Elrond de «El señor de los anillos») como Calavera Roja.

La película, que en el fin de semana de su estreno en los Estados Unidos desbancó en la taquilla a la última entrega de Harry Potter, tiene el sello inconfundible de la factoría Marvel, cierto aire retro, un héroe más humano que sobrehumano y ramalazos de ingenuidad de cine palomitero y sesión doble.

La historia de un buen chico, Steve Rogers, al que no dejan alistarse por ser un flacucho asmático, al que le dan lo suyo en todos los callejones porque es un enclenque, pero generoso, valiente, patriota y que tiene muy claro dónde está el bien y dónde el mal. Como debe ser. La Ciencia (y la ficción) lo convertirán en un cachas que arregla el mundo a base de barras, estrellas y mamporros.

Fuente: ABC

OBJ2980286_1--644x362

Cursos intensivos de verano

Cursos anuales 2017-18

Nuevos Cursos y Talleres

PRÓXIMOS CURSOS Y TALLERES

Comentarios

Aún no hay comentrarios para "Capitán América: Barras, estrellas y mamporros."

    Deja tu comentario